jueves, 1 de mayo de 2008

El jefe no siempre tiene la razón...

De mi época de obrero acuñé algunos refranes. Uno de mis favoritos (además de “tus acciones no me dejan escuchar tus palabras”) es uno que dice: “El jefe no siempre tiene la razón, pero siempre es el jefe”.
Y es que cuando uno tiene alguna jerarquía, tiene además el poder del bien y el mal, la justicia en sus manos, las llaves del cielo y de la tierra, el poder sobre la vida y la muerte. No importa si se equivoca, puede admitirlo o no, de todos modos siempre es el jefe y es quien tiene la última palabra, la decisión final.
No tiene la obligación de consultar ni tomar en cuenta todas las opiniones, aunque si lo hace es muy bien visto y hasta puede llegar a ser apreciado. De todos modos, puede hacer lo que le dé la gana porque al fin y al cabo es su trabajo decidir en nombre de la empresa, y quienes más decisiones toman son quienes más billete ganan, ¿no?
Total, le importa un pepino lo que uno opine. De todos modos me basta tener la convicción y la valentía de decirle en su cara, que está bien equivocado, pero que de todos modos (y aunque yo tenga la razón) se hará su santa voluntad porque para eso es el jefe.

Pero como decía Galileo: ¡…y sin embargo se mueve!

2 comentarios:

Angélica dijo...

Otro refrán:
Jefe es jefe aunque tenga cochocho
jajaja
Besos y un gran abrazo
Pd: El Jefe Supremo, ese si es verdad que no se equivoca, por eso es mi favorito :)

da Maniac dijo...

El jefe siempre tendrá la última palabra, pero cuando no es un jefe muy apreciado, tendrá la desgracia de que no estaremos ahí para tirarle letra...
haaa...aveces me regodeo pensando que mi jefe también tine un jefe! :D